14 dic. 2016

Torta de calabaza

La calabaza llegó a la península ibérica con la llegada de los almorávides y almohades en la edad media.  De la época musulmana, entre los siglos XII y XV, proviene el uso de la calabaza en nuestra cocina.






















Tradicionalmente la calabaza fue empleada en guisados, en fritos, como dulce o simplemente asada. Hoy traemos este plato como ejemplo del uso de la calabaza en la gastronomía de Jaén.

Los ingredientes para la elaboración de esta receta: una calabaza mediana, 3 pimientos colorados, 150 gramos de pan rallado, azúcar, una cucharada grande de queso rallado, una cucharadita de canela, una pizca de alcaravea, 2 clavos de especie y Aceite de Oliva Virgen Extra.

Para su elaboración asamos la calabaza en el horno, una vez que esté tierna la retiramos y dejamos enfriar. Cuando esté fría se quitan las pepitas y la cáscara. Freímos los pimientos colorados en aceite de oliva virgen extra. Con un tenedor chafamos la carne de la calabaza y la colocamos en una fuente amplia. Agregamos el pan rallado, la canela, los clavos, la alcaravea, el queso rallado y los pimientos colorados. Se remueve todo y dejamos que se esponje unos minutos.


Con una cuchara tomamos pequeñas cantidades de masa  y se fríen en el mismo aceite donde hemos frito los pimientos. Una vez fuera de la sartén, se espolvorea azucar por encima de las tortas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario